martes, 3 de junio de 2014

Cementerios vileros de víctimas de las epidemias.

     Muchos vileros conocemos, por lo menos de oidas, que en Villajoyosa existieron unos cementerios cuya función solo fue la de enterrar a los muertos de las epidemias que asolaron al pueblo.
     Se dice que uno de ellos estaba en "El Secanet" y otro en "El Pla", pero a buen seguro que desde la fundación de Villajoyosa en el año 1300, las epidemias tuvieron que sucederse y posiblemente también los lugares de enterramiento de las víctimas, aunque los dos nombrados tendrían que ser de los siglos XVIII o XIX.
     Cuando a finales del año 1996 se removieron unas tierras para edificar unas viviendas en El Pla, cerca del campo de fútbol y el actual colegio del Poble Nou, salieron a la luz una serie de piezas de arqueología que los expertos catalogaron como parte de una villa romana de los años finales a la existencia del municipio romano de Allon. Inmediatamente los arqueólogos comenzaron a excavar la zona y en ella hallaron numerosos restos humanos agrupados en fosas comunes, incluso un sector destinado a enterrar niños.
     Al parecer, este cementerio podría pertenecer a la epidemia de cólera que padeció Villajoyosa entre los años 1853 y 1856 pero también podría ser de la epidemia de peste que asoló la villa en el siglo XVIII durante los años 1718, 1719 y 1720.
     Durante el siglo XVIII, el cementerio habitual para enterrar a los difuntos vileros estaba junto a la iglesia, en la plaza de la villa amurallada y sólo los que podían pagarse un panteón acorde a su posición o a su economía, lo hacían en la cripta del templo.
     A partir del año 1813, se construyó el cementerio municipal o parroquial en el Calvario, junto a la ermita de Nuestra Señora de La Salud, y estuvo operativo hasta que se construyó el actual en la partida La Sancha en el año 1888.
     Es evidente que ninguno de los dos cementerios (intramuros y Calvario) podían albergar a tantos cadáveres ocasionados por las epidemias y por lo tanto tuvieron que utilizar otros sitios para enterrar a las personas que diariamente fallecían víctimas de las epidemias, y uno de esos lugares fue sin duda el habilitado en la partida del Pla, lugar también conocido como "L'era dels morts".
     El primer documento adjunto es una página del periódico Información del día 19 de enero de 1997 en la que refleja la noticia de la localización de uno de esos cementerios que los arqueólogos consideran del siglo XIX.
     El segundo documento es el certificado original del cura de la iglesia parroquial de Santa María (hoy de Nuestra Señora de la Asunción) de La Vila fechado en el año 1722 en el que consta que fueron 652 los muertos por la epidemia que asoló Villajoyosa durante los años 1718, 1719 y 1720. Si tenemos en cuenta que en esos años los habitantes de la villa eran unas 1500 personas, el porcentaje de fallecidos fue aproximadamente del 43%.



Se autoriza la reproducción de la información contenida en esta publicación, siempre que la fuente sea citada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario