martes, 8 de junio de 2021

El ceremonial de Simón Pedro Mayor en el año 1681.

 ¿Quién fue Simón Pedro Mayor?

Simón nació en Villajoyosa el día primero del mes de julio del año 1638 en el seno de una “buena” familia, por lo menos adinerada y bien considerada en el pueblo, y así lo hacía constar en las escrituras, otorgándose el título de Ciudadano, aunque no en todas. En una de ellas, el escribano, a continuación de la palabra Ciudadano, escribió en un rudimentario latín algo así: “me lios ignodo quo potest”, más o menos, quiere decir que “eso se puede ignorar”.

Sus padres fueron Simeón Mayor y Mariana Llorca. Tenía una hermana llamada Marta. Todos ellos vivían en la casa familiar de la calle Mayor, junto a la de Jaime Aragonés, dentro de los muros de la villa.

El 31 de julio de 1662, con 24 años recién cumplidos, contrajo matrimonio con María Buforn.

                                       Partida de matrimonio de la iglesia de la Asunción de Villajoyosa.

El 24 de septiembre de 1680, se redactaron las cartas matrimoniales entre su hermana Marta y el noble Vicente Morales, estando presente Simón Pedro en el acto, siendo además testigo de la entrega de la dote que su padre otorgó para dicho casamiento.

No pasaron ni diez meses y en ese tiempo fallecieron sus padres, el último de forma súbita. Al no haber otorgado testamento, Simón Pedro tuvo que presentar una demanda para que le fueran reconocidos sus derechos como único heredero de los bienes de sus padres, cosa que hizo el 17 de julio del año 1681.

El proceso no se hizo esperar y el mismo día de la presentación ante la justicia llamaron a los tres testigos que el mismo demandante presentó, siendo preguntados por el asunto.

                                        Escrito en latín después de la palabra Ciudadano. Año 1695

Al siguiente día, el justicia y su consejero, emitieron la sentencia en la que se le concedían todos los bienes de su difunto padre. A petición de Simón Pedro, ésta fue leída en voz alta e inteligible para seguidamente y en público aceptarla.

Después de la aceptación pidió que se le entregaran los bienes por medio del acostumbrado y tradicional ceremonial y de ese modo consolidar públicamente sus nuevas posesiones, por lo que el justicia en lo civil y criminal de la villa de Villajoyosa, Bartolomé Galiana, junto a José Márquez que era uno de sus ministros (similar a un concejal de la actualidad) y al escribano del juzgado, Francisco Vaello, accedieron a la casa del difunto padre (como ya se ha dicho, estaba en la calle Mayor), y una vez en su interior, la máxima autoridad tomó la mano del dicho Simón Pedro, al mismo tiempo, el ministro, en voz alta y por tres veces, gritó si había alguien al que pudiera perturbar o afectar dicha nueva posesión. Nadie respondió. Finalizó la ceremonia haciéndole cerrar y abrir las puertas de la casa al nuevo propietario, requiriendo al escribano a que redactara ese acto público para que quedara en la futura memoria.

Después de este ceremonial, la comitiva, también a instancias de Simón Pedro, se dirigió a la heredad llamada La Creueta, en plena huerta vilera, cuyas tierras eran atravesadas por el camino real de Benidorm. Realizaron la misma ceremonia, salvo que en esta ocasión instaron al nuevo propietario para que cortara unas ramas de sus higueras, y así quedó en la verdadera y real posesión de las tierras.

                                 Proceso, sentencia  y ceremonia de donación de herencia. Año 1681

Pocos años después, su hermana Marta falleció sin dejar descendencia. Su viudo volvió a casarse. Tuvo dos hijos con su nueva esposa y poco después falleció. Se nombró tutor de los dos menores al hermano del fallecido y ex cuñado de Simón. El tutor era Jaime Morales, Generoso, requeridor del distrito de Villajoyosa, oficial que tenía al mando las tropas que custodiaban la costa y sus torres vigías.

El 15 de septiembre de 1695, Simón Pedro Mayor interpuso demanda contra Jaime Morales como tutor de los hijos de su hermano Vicente. Con ella, solicitaba la devolución de parte de la dote que Marta Mayor, su hermana, aportó al matrimonio.

Morales negó todo cuanto se decía en el escrito de la demanda, por lo que Simón Pedro tuvo que presentar nuevas pruebas junto a unos testigos que avalaran sus manifestaciones.

Demanda para recuperar parte de la dote por el matrimonio de su hermana. Año 1695

El día 8 de octubre de 1695, el justicia de la villa de Villajoyosa, Isidro Llorca, asesorado por el doctor en derecho, Leopoldo Simó, sentenció a favor de Simón Pedro Mayor, condenando a Jaime Morales a pagarle y restituirle las dos terceras partes de la dote constituida a la difunta Marta Mayor.

Se autoriza la difusión y el uso de esta publicación siempre que se nombre la fuente.