jueves, 21 de mayo de 2015

LA MARE DE DÉU DEL MIRACLE

En la mayoría de los pueblos de España existe una gran devoción religiosa por alguno de sus patronos, pero curiosamente en varios de ellos (sobre todo en los pueblos pequeños) es manifiesto también el fervor popular al Santo, Cristo o Virgen entre personas no creyentes.
Por lo que respecta a nuestra comarca de La Marina Baixa, en Villajoyosa por ejemplo, ¿quién no ha oído a alguna persona considerada laica o por lo menos no creyente, decir: “Viva Santa Marta”? ¿O algo similar de la Virgen del Consuelo en Altea? En Tárbena de Santa Bárbara, en Beniardá de la Mare de Déu dels Dolors, en Bolulla de Sant Josep, en Callosa de la Virgen de Las Injurias, etc.
Pero me centraré en La Mare de Déu del Miracle o Virgen del Milagro, Patrona de Relleu.

                                                         Mare de Déu del Miracle de Relleu
Todos los pueblos erigieron en su momento como patrón o patrona a un Santo o a la figura correspondiente de Jesucristo o la Virgen María, debido a un suceso o acontecimiento cuyo incidente o circunstancia fue impactante  y que a partir de ahí, se rememora y evoca periódicamente.
Un breve repaso, según el Padre Juan, cura párroco de Relleu, a la historia de la Virgen del Milagro y al hecho considerado como milagroso:

                                                                       Virgen del Milagro de Madridejos (Toledo)

          "Una pertinaz sequia tenía agostado el término de Relleu y las cosechas se consideraban pérdidas; se hicieron repetidas rogativas a ciertos Santos, pero sin que del cielo descendiera la suplicada lluvia”.
          “Era Retor de Relleu el Dr. D. Jose Sellés, hijo de Cocentaina y como tal muy devoto de la Virgen del Milagro, su Patrona. Tuvo la inspiración este señor de ofrecer al pueblo un cuadro, copia de dicha imagen, que veneraba en su casa, exonerando a sus afligidos feligreses en la fe y confianza en la Virgen. Fue subida la santa imagen a la ermita de San Alberto en procesión rogativa, tomándose el acuerdo de visitarla nueve días en igual forma; a todo esto, el cielo, más que bronce parecía de fuego por el viento caluroso y continuo, acentuándose notablemente el ultimo día de la novena, 11 de abril de 1710; más al salir de la ermita la procesión con la santa imagen para llevarla a la parroquia, se observó cómo del mar ascendía una ligera nube y que tomaba la dirección del pueblo; diríamos que era la nave aérea cargada del rico tesoro del agua que la Virgen Compasiva les enviaba; era el símbolo de la Virgen que, bondadosa y agradecida, quería premiar la fe y la devoción de los hijos de Relleu”.
        “Y en efecto, apenas entró la imagen en la iglesia cayó tan abundante agua, que satisfizo cumplidamente la necesidad, resultando abundantes las cosechas, siendo de notar que sólo el término de Relleu recibió este beneficio”.
         “Agradecido el pueblo por tan señalado favor la proclamó Patrona de la villa, ofreciendo guardar siempre aquel día como festivo y celebrándolo con solemnes cultos para perpetua memoria. Posteriormente sobre el 1820, el pueblo la vuelve a invocar para que los defendiera del cólera. En el año 1995 es proclamada alcaldesa perpetua de la villa. La imagen que hoy se venera en la capilla de la parroquia es una réplica exacta de de Nuestra Señora Del Milagro patrona de Cocentaina, ya que en tiempos de la guerra civil Española, la antigua imagen desapareció”.


         Efectivamente, el cuadro es una réplica del de Cocentaina que no solo  tiene esta copia, también en el pueblo valenciano de Rafelbunyol se venera como Patrona a la Mare de Déu del Miracle ya que según  “Gogistes Valencians” en su página: http://gogistesvalencians.blogspot.com.es/search/label/Nuestra%20Se%C3%B1ora%20del%20Milagro la hipótesis más probable de la llegada de la advocación de la Virgen del Milagro a Rafelbuñol, según nos cuenta el cronista de la localidad, es que fuera traída desde Cocentaina por un miembro de la familia Corella, Condes de Cocentaina que emparentaron con el señor de esta localidad, y la trajera a su palacio. Era obviamente una copia del S.XVII del cuadro original que se venera en Cocentaina y que tiene otra copia en Relleu.

                                                                                 Mare de Déu de Cocentaina


                                                                              Mare de Déu de Rafelbunyol     

          A los Santos Patrones se les suele cantar en sus fiestas patronales después de ser sacados en procesión, los famosos Gozos o Gojos que según “Gogistes Valencians” son composiciones poéticas populares que se cantan en honor de la Virgen, Cristo o los Santos. Se cantan en el marco de un acto religioso importante como es una Misa de fiesta mayor, una procesión o bendición de una imagen, etc. Su finalidad consiste en dar gracias por bienes recibidos o como plegaria para una petición de protección contra los males. De carácter oral o escrito, su origen arranca en la Edad Media y se plasman en muchos casos en documentos de gran valor artístico. La Virgen María ha sido honrada y venerada como Madre de Dios desde los albores del cristianismo.

                                                                              Gozos a la Virgen del Milagro de Relleu y de Rafelbunyol

        

        Tal es la gran devoción de los relleueros por su Mare de Déu del Miracle, que no solo la veneran en alguna copla popular como es el “Ball Pla de Relleu”, e incluso el grupo de Música Tradicional de la Mediterrània “Colla L’Aixama” le dedicó la Cantata a la Mare de Déu el día 11 de abril del 2010, día en que se cumplían los 300 años de su patronazgo, repitiendo ese homenaje en la Iglesia de Sant Antoni de Rafelbunyol, en las fiestas patronales de Relleu de ese mismo año y en la Iglesia del Palau de Cocentaina.

                                                        Colla L'Aixama Interpretando la Cantata a la Mare de Déu


 Se autoriza la reproducción de la información contenida en esta publicación, siempre que las fuentes sean citadas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario