lunes, 28 de noviembre de 2022

Nuestro dulce idioma valenciano.

En una de las exposiciones del museo de Villajoyosa, en la de los piratas y corsarios, me llamó mucho la atención unas fotocopias puestas encima de una mesa para que cualquier visitante pueda solicitar la licencia de corsario.

¡Me gustó la idea! El texto, o parte de él, ha sido copiado de un documento de la época que se encuentra en el Archivo del Reino de Valencia.

El documento está datado en el año 1448 y está escrito en valenciano. Sí, valenciano, no catalán.

Solicitud de la patente de corso en Vilamuseu

El artículo LO/LOS, las preposiciones EN y AB, los sustantivos BAYLE, REY y TRAYCIÓ, o el sustantivo propio VILAJOYOSA, que son muy valencianos, vienen escritos así.

Felicidades al autor de esta idea y a la persona que captó este texto.

Algunos de los que estáis leyendo esto, os preguntaréis, ¿a qué viene todo esto? Pues esto viene a colación de los que introducen en nuestra dulce lengua valenciana palabras, artículos, preposiciones, conjunciones, etc. catalanas.

Puedo entender que ciertos profesores a sus alumnos les hablen, escriban y enseñen esos elementos de relación o nexos invariables en la forma y sin significado léxico, en puro catalán.

Posiblemente no estén despreciando al valenciano, o sí, ya que actúan y ponen en práctica lo que a ellos les inculcaron en su época estudiantil.

Lo que me indigna, es que esas mismas personas crean o piensen que lo que ellos dicen o enseñan es un dogma de fe en el que hay que creer sí o sí.

Antonio Barceló, corsario mallorquín. MUSEO NAVAL

¿Por qué no se documentan? ¿Por qué no investigan? Quizás por comodidad, o porque políticamente no está bien visto o considerado que el valenciano sea un idioma independiente y anterior al catalán, que cuando Cataluña no existía ya se hablaba en el reino de Valencia.

Algunas veces, un padre o madre, ha hecho notar al maestro o profesor de sus hijos que ese u otro texto no es valenciano sino catalán, y la respuesta obtenida ha sido: “Si no estás de acuerdo, llévate a tu hijo a otro colegio”.

¡Malditos políticos que han llevado su adoctrinamiento hasta lo más sagrado de la sociedad que son nuestros niños!

En varias ocasiones he hablado, de distintos temas, con más de un profesor de Villajoyosa, alguno de ellos con algún que otro libro publicado sobre distintas materias, pero escrito en catalán. Pues cuando se habla con ellos, responden y mantienen la conversación en el valenciano que aquí todos hablamos y conocemos, incluida alguna “castellanada”, al igual que habla el pueblo sencillo y llano.

¿Por qué escriben diferente a como hablan? Porque cuando hablan se sienten parte del pueblo, y cuando escriben quieren quedar bien ante la clase política (que no es pueblo).

Desgraciadamente, no todos hablan el idioma del pueblo llano, algunos valencianos incluso se enorgullecen de hablar catalán, pisoteando de esa forma sus raíces, posiblemente porque creen que eso les puede dar prestigio y los pone por encima de los que no lo hablamos. ¡Dan pena, no saben que hacen el ridículo!

 ¿Y qué decir de algunos políticos? Dan doble náuseas, porque cuando se dirigen a los valencianos, además de hablar en catalán hablan en lo que ahora se llama inclusivo, esa bazofia palabrera inventada por políticos incultos e ignorantes. Pero es que además se sienten presuntuosos y satisfechos, cuando en realidad son unos indocumentados y burros (que me perdonen estos simpáticos animales por compararlos a esa otra especie animal).

El lenguaje inclusivo

Termino este comentario recordando a los ignorantes e incultos políticos de Villajoyosa que quisieron eliminar el nombre de nuestra ciudad (aunque físicamente ya lo han eliminado), según ellos porque era impuesto. Que lean el texto que nombro al principio de este escrito (leer ilustra e instruye), verán que, en el año 1448 ya se llamaba así, incluso en valenciano (claro que, es posible que sigan pensando que Franco, en el siglo XV, estaba detrás de todo ello y habría venido a Villajoyosa para imponerlo).

viernes, 4 de noviembre de 2022

Captura de moros turcos por corsarios de Villajoyosa en el año 1568.

El día 10 de mayo del año 1568, el notario de Valencia, Pere Pau, comunicó al virrey de Valencia, el conde de Benavente, que, en días pasados, una embarcación de moros turcos encalló frente a las costas de Oliva y Denia.

Enterados los de Villajoyosa del embarranque (en ese tiempo, muchos de los marineros de Villajoyosa eran corsarios y por lo tanto se dedicaban al corso. La misma villa era uno de los principales puntos donde gente de otras partes se establecían para ocuparse en esas labores), armaron dos barcas y salieron a la captura de ellos.

Escritura del libramiento de los turcos apresados.

En alta mar se toparon con una barca en la que iban diez de esos moros, y los apresaron, llevándolos a la ciudad de Valencia donde fueron encarcelados, tasados, adjudicados y librados a Antoni Lorca en nombre de todos los compañeros, conforme al fuero nuevo hecho por Su Majestad en la villa de Monzón en las últimas cortes celebradas en el año mil quinientos sesenta y cuatro sobre los que han apresado, ya que habían sido prendidos en buena guerra y tomados libremente (sin orden de nadie), y por ello, tampoco debían pagar derecho alguno.

Llegaron a un acuerdo con el virrey de Valencia para que los cautivos fueran vendidos para el servicio de Su Majestad.

Poder a Antonio Lorca para vender los turcos apresados.

El día 18 del mismo mes, los trece de Villajoyosa que participaron en el apresamiento de los turcos junto a quince corsarios más de diferentes lugares (de Calpe, Xixona, Mojácar, Valencia, Francia, Cataluña y Aragón), dieron poder notarial al pescador (y corsario) vilero Antoni Lorca, para poder vender a los apresados al representante real en el reino de Valencia, conde de Benavente, para destinarlos al servicio de Su Majestad. El precio de la tasación fue de sesenta libras por cada moro turco, que en ese tiempo era una cantidad muy considerable.

Los trece vileros que participaron en la captura, fueron: Joan Lloret de Don Pedro, Pedro y Miguel Lloret, hermanos, Pere Joan Lorca, Francesc Orts, Jaume Mingot, Gaspar Lloret de Don Pedro, Joan Urrios, Francesc Sellés, Jaume Pérez de Don Jaume, Bernat Soler, Bertomeu Galiana y el ya nombrado Antoni Lorca.

Venta de los diez turcos apresados.

El día 4 de septiembre del mismo año, por parte del representante de los veintiocho corsarios, trece de ellos de Villajoyosa, se realizó la operación de venta de los turcos capturados al virrey de Valencia, para ser destinados todos ellos a remar en las galeras reales.

 

 Fuente: Archivo Histórico Nacional. OSUNA, C.876, D.48, D.49 y D.50

viernes, 14 de octubre de 2022

El silencio de los corderos vileros.

Villajoyosa, antiguamente Alone, Alonís y Allon, siempre ha sido un pueblo, villa o ciudad con gran influencia, no solo en la comarca, también fuera de ella.

En tiempos de los fenicios e íberos fue la puerta de entrada y salida de las mercancías que se comercializaban en el interior de esta parte de la hoy provincia de Alicante, y al contrario, por su puerto salían los géneros que desde el interior se mandaban a otras latitudes.

Con la llegada de los romanos, no solo llegó a ser “municipium”, título otorgado por el emperador Vespasiano, sino que todo el territorio que hoy es comarca Marina Baja dependía de Allon, mejor dicho, todo era Allon. Es muy posible que el ocaso de Lucentum se debiera al auge y apogeo que Allon tenía en esos momentos, llegando a eclipsar a la ciudad vecina.

Alonis y Allon fueron la capital histórica de la comarca desde al menos el siglo VI a.C. hasta la época tardorromana (s. VI d.C.) en que sus habitantes la abandonaron y quedó despoblada. En plena edad media (1301) se fundó la actual ciudad de Villajoyosa y desde ese momento fue de nuevo la capital comarcal.

Villajoyosa fue, durante los siglos XIV y XV, el único puerto de la comarca autorizado para embarcar diferentes productos como el aceite, pasas, almendras, vino, etc. 

El puerto de Villajoyosa

Debido a su auge y progreso, en el año 1443, obtuvo el título de villa real, disponiendo de un síndico en las cortes valencianas. Fue capital de Requerimiento, cuyo requeridor ejercía sus funciones desde el castillo de Villajoyosa y su defensa abarcaba toda la costa comarcal.

El rey Felipe IV en 1653 autorizó la construcción del pantano de Relleu y gracias a ello la huerta de Villajoyosa se convirtió en la envidia de la comarca por su esplendor e inmensidad.

Ya en el siglo XVIII, Villajoyosa había crecido tanto que su expansión urbana tuvo que salirse de los muros. Empezaron a construirse los arrabales de la playa (San Cristóbal y San Agustín) y los alrededores de la plaza del Olmo (hoy Generalitat). Tuvo un aumento demográfico considerable, pasando de los 1.500 habitantes a los 5.500.

El barrio de la playa. Archivo  Municipal de Villajoyosa.

La población siguió creciendo y a mediados del siglo XIX ya superaba los 9.000 vecinos. Industrias navales, el traslado del pescado capturado a las comarcas del interior, el aumento de la industria chocolatera, el comercio marítimo, la industria del hilado, su flota mercante, un incremento considerable de su huerta, y, sobre todo, ser el puerto comercial de la industria alcoyana, todo ello hizo que Villajoyosa creciera considerablemente. Se edificó el barrio Poble Nou que quedó unido al casco urbano por el puente de la carretera que se construyó en el año 1868.

El 6 de abril de 1.911, el rey Alfonso XIII concedió a Villajoyosa el título de ciudad, siendo el único pueblo de la comarca que lo posee. Entre los años 20 y 40 se construyó el puerto marítimo. A mediados del siglo XX, Villajoyosa superó los 25.000 habitantes.

Construcción naval en Villajoyosa

Todo lo arriba escrito es para recordar que Villajoyosa, Alone o Allon, desde siempre ha sido la población, villa o ciudad más importante de nuestra comarca. Cualquier habitante de cualquier población de la Marina Baja que tuviera necesidad de realizar una gestión en una entidad oficial, necesariamente tenía que desplazarse hasta ella.

Y llegó nuestra democracia y nuestra Autonomía ¡Ya podemos elegir libremente a nuestros gobernantes y dirigentes! ¡El pueblo ya es soberano! Dicen que la democracia es la menos mala de las formas de gobierno.

A partir de ahí todos los pueblos se volcaron en elegir a las personas que mediante mítines juraban y perjuraban hacer de sus pueblos edenes o paraísos terrenales. Ya lo dijo Alfonso Guerra: “A España no la va a conocer ni la madre que la parió”.

Consecuentemente, unos pueblos crecieron más que otros. Jardines, parques, piscinas públicas, pabellones deportivos, frontones, edificios consistoriales, transportes públicos, grandes plazas y avenidas, etc, etc. Todo por el bienestar social y por el pueblo.

                                                                                                                  Polideportivo de La Nucía

Hay municipios en los que sus ciudadanos no se sintieron satisfechos con sus gobernantes, o quizás se sintieron engañados, y fueron cambiando elección tras elección al político y a su partido hasta ver, notar y sentir que habían atinado con la persona que hacía progresar a su pueblo.

Hay pueblos de nuestra comarca que han progresado muchísimo y la vida de sus vecinos se ha visto mejorada. Ahí están Alfaz del Pí, Relleu, Polop, Finestrat, Altea, etc.

Dieciocho municipios forman nuestra comarca y según el padrón municipal de habitantes de los pueblos de la provincia, entre el año 2020 y 2021, cinco de ellos perdieron habitantes y los trece restantes, en mayor o menor medida, vieron incrementado el número de vecinos.

Los más notables son los dos municipios con más población. Benidorm tuvo una pérdida de habitantes de 1.332 personas y Villajoyosa perdió 515 vecinos. Entre las que aumentaron sus residentes está Alfaz del Pi con 453 y después Finestrat con 299.

Cualquier generalización y comparación es odiosa, o por lo menos injusta. Pero hay poblaciones en las cuales, sus habitantes, están convencidos de que el pueblo es suyo y de sus vecinos. ¡Y esto es así! Sus calles están limpias. Porque se limpian y además no las ensucian.

Calle Jesús de Nazaret de Relleu

Hay alcaldes y concejales que pasean por sus calles, como cualquier otro vecino, y cuando ven o detectan alguna anomalía toman nota y al siguiente día está subsanada.

Hay policías locales que ayudan a los vecinos y visitantes indicándoles lugares (aparcamientos públicos, tiendas o sitios de esparcimiento) e incluso les vigilan por tiempo limitado sus vehículos que ellos mismos con antelación les han propuesto que dejaran allí (sitio no autorizado) mientras los usuarios realizan brevemente una gestión.

Hay políticos que, convencidos de que se les ha votado para mejorar la convivencia y el bienestar de los vecinos, buscan y encuentran lugares que sirvan como aparcamientos públicos y gratuitos para los vehículos.

Hay alcaldes que piensan que la primera impresión de los visitantes es la que se llevarán y además, contarán a sus amistades. Por ese motivo las entradas y salidas de sus respectivos pueblos son grandes avenidas con fuentes, jardines, monumentos y arboledas perfectamente conservadas.

Hay políticos que se preocupan por las mascotas y pensando en ellas y sus dueños, realizan y transforman sitios que les sirvan como esparcimiento, además de ser lugares donde hagan sus necesidades fisiológicas, por lo que tienen un mantenimiento y conservación diariamente.

Hay políticos que dan contratas a empresas para que realicen los trabajos que necesita su pueblo. Pero llevan un control de esos trabajos, preocupándose de que estos se realizan correcta y suficientemente y tomando las medidas necesarias si no fuera satisfactorio.

Hay políticos que verdaderamente están en política para servir a los ciudadanos y diariamente se preocupan por mejorar sus vidas. Efectivamente en base a prioridades y demandas ciudadanas.

Hay alcaldes que no cobran por sus trabajos políticos (en las poblaciones más pequeñas o menos pobladas). Otros que cobran igual o menos que en sus trabajos profesionales. Y otros que cobran salarios exorbitantes para vivir bien a costa del pueblo.

Hay políticos que suelen visitar a menudo las tiendas y negocios locales para interesarse por ellos y por los titulares de los mismos, tomando nota de los consejos, demandas o satisfacciones de esos profesionales.

Hay alcaldes que están dispuestos a que nuevas empresas y negocios se instalen en sus municipios, atendiendo y dando todas las facilidades, además de interesarse por los puestos de trabajo que ello conlleva.

Podría estar horas y horas enunciando lo que algunos políticos serios hacen por sus pueblos, pero finalizaré diciendo que, cuando un alcalde y su equipo de gobierno no están a la altura de sus cometidos y dejan abandonadas sus funciones, dando de lado a su pueblo y creyendo que es el amo del cortijo, son los políticos de la oposición los que deben actuar, como mínimo informando al pueblo.

Villajoyosa. Parte amurallada de poniente. Archivo municipal de Villajoyosa.

¿Qué pasa en Villajoyosa?

Pues en la Vila ocurre que hemos pasado de ser la primera población de la comarca a estar en la cola.

¿Cuál es el motivo?

No soy técnico ni nada por el estilo. Pero soy un ciudadano vilero que por mi edad he visto pasar el tiempo desde la dictadura hasta nuestros días y además conozco todos los pueblos de nuestra comarca.

De todos los puntos o párrafos que escribo arriba, en Villajoyosa no se lleva a cabo ninguno. Se han ido perdiendo entidades y empresas. La ciudad está que da pena. Da la impresión que nuestros políticos están para hacer la puñeta a los ciudadanos, poniendo trabas y dificultades a la convivencia. Cada día se cierran negocios en Villajoyosa y se abren en Finestrat.

¿Quién es el culpable?

Sin duda, el pueblo de Villajoyosa. Su pasividad. Su mirar para otra parte. La dejadez y desidia de los vileros. El volver a votar a los que quieren ser políticos pensando solo en la poltrona y el sueldo, es decir, en sí mismos. Che primo, qué vols que fassa si és amic meu! Che, es que yo sóc de dretes (o d’esquerra)! Che, es que és de tal o qual familia! Che, ya sé que és un ninot, però m’ha promés faena si guanya!

Solo daré un ejemplo de lo que somos los vileros. En esta actual legislatura se intentó eliminar el nombre histórico de nuestra ciudad, Villajoyosa. Oficialmente no se consiguió, pero prácticamente sí. Desde el día de ese pleno del ayuntamiento, se han ido eliminando carteles con ese nombre. En cualquier escrito del ayuntamiento, sea en castellano o valenciano, se obvia el nombre de Villajoyosa. En toda la publicidad, sea escrita y hablada, cuando se habla de nuestro pueblo, nunca se le nombra Villajoyosa. Y así en todo.

De eliminar nombres de calles y hacer monumentos a desconocidos que nunca hicieron nada por Villajoyosa, ya hablaremos.

Pero, ¿sabemos qué dice la oposición al respecto? NO.

¿Y los vileros?  ¿Han dicho o hecho algo? NO

Pues a aguantarse tocan. Villajoyosa es lo que los vileros han querido que sea. Cada pueblo tiene lo que se merece.


Y Villajoyosa, con el silencio de los corderos vileros, tiene lo que sus ciudadanos han consentido, que sea el culo de la comarca.

 








lunes, 3 de octubre de 2022

Pobladores de Relleu.

Año 1381

Diecisiete personas llegaron a Relleu en el año 1381 para formar parte de su población. Es muy posible que, sino todas, la mayoría fueran vileros que huían de la costa debido a los ataques berberiscos que Villajoyosa padecía. Todos eran cristianos. Según Toni Pont Sifre, antes del año 1305, Bernat de Sarriá ya disponía del castillo y villa de Relleu, que vendió, para después de su muerte, al infante Pedro, conde de Ribadavia.

Año 1611

La expulsión de los moriscos en España tuvo lugar el año 1609.

Hay constancia de que en Relleu quedaron 50 niños moriscos (niños que por diferentes causas no embarcaron hacia Berbería con sus familiares), que fueron “adoptados” por personas o familias cristianas que posteriormente los trasladaron a diferentes pueblos o villas donde éstas vivían.

 El día 1 de octubre de 1611 en Relleu censaron a tres morisquillos. Fueron presentados para el censo por Assensio Morales y Ginés Cantón (Cantó). Sus nombres cristianos eran Angeleta, Juan y Gerónimo, con 9, 4 y 4 años        de edad. A Gerónimo lo trajeron de Vall de Laguar.

Fueron 50 los morisquillos que diferentes personas se llevaron de Relleu hasta otras poblaciones de las comarcas de las Marinas, incluso a Valencia, Elche o Alicante. Las edades de estos variaban entre los 2 y los 14 años.


Memoria de las casas de la villa de Relleu en el año 1646 

Pedro Pérez Puchal.  En: “La población del País Valenciano hasta la época estadística”, Cuadernos de geografía, 1972, Número 10. Nos dice: La Diputación de la Generalitat, llamada los tres estamentos del reino, en esa fecha ordenó a los justicias y jurados de todos los pueblos del Reino, hacer reconocimiento y relación de todas las casas habitadas. En el mes de noviembre del mismo año (1646) se entregaban las certificaciones donde se relacionaban nominalmente los vecinos o “caps de cases”.

En otros apartados de su publicación, escribe Pérez Puchal: “Un correcto estudio de la evolución demográfica solo puede hacerse a partir de 1857, fecha del primer censo oficial de población”. “Para los siglos anteriores hay que trabajar ya sobre la base de conjeturas mejor o peor fundadas”. “El número de habitantes únicamente puede deducirse de la multiplicación de casas o vecinos por un coeficiente que se reputa media aritmética del número de personas que comprende cada hogar”.


El documento original está escrito en valenciano.

He procurado respetar el nombre propio de los vecinos adecuándolos a la actualidad. Referente a los apellidos, he acentuado los que así deben ser, ya que en ese tiempo no se acentuaban las palabras escritas.

Algunos nombres están escritos en castellano, tales como Miguel, Adrián, Pedro y Ginés, los he dejado tal cual. Si el escribano así los anotó, sería porque así se hacían llamar.

Se puede apreciar en el documento original, que el artículo LO se utilizaba habitual y normalmente (lo retor, lo castellà, lo infrascrit, lo número, lo qual). También la letra Y (Javaloyes, Blay, Beneyto, yo, y siempre la y como conjunción).

Como curiosidad (aunque entonces era costumbre), se puede ver en el documento, y así lo he anotado en la transcripción, que las señoras eran conocidas por el apellido convertido al femenino (de Soler, Solera. De Pastor, Pastora. De Cantó, Cantona. Etc.). Ver el nombre de las viudas (Sra. Cantona, Sra. Ginera, Sra. Sellera).

Para saber la relación entre fuegos, casas, vecinos o cabezas de familia y habitantes, se han propuesto coeficientes que van entre 3 y 6, el resultado serían las personas que comprende cada hogar, siendo el coeficiente más aceptable el de 4,5. Por lo tanto, si Relleu tenía en el año 1646, 110 casas o cabezas de familia, los habitantes serían aproximadamente unos 500.

Documento sobre las cabezas de familia de Relleu en el año 1646

Esta es la transcripción del documento original entregado por las autoridades de Relleu a la Diputación de la Generalitat Valenciana.

(Nombres de los cabezas de familia que habitaban las casas de Relleu) 

Fuente: Asociación Raíces Reino de Valencia.

Transcripción

Joan Soler                                                  Joseph Gómez

Viuda señora Cantona                                Nicolau Gómez

Joan López                                                 Joan Gómez

Llorens Texidor                                          Batiste Cortés

Andreu Sanz                                               Pere Polo

Francesc Joan Sanz                                    Lo Retor

Jeroni Sanz                                                Viuda señora Javaloyes


Miquel Cutejua                                          Cosme Santonja


Joan Climent                                              Pere Llorens

Francesc Sellés                                          Joan Llorens

Gaspar Soler                                              Jaume Cabot

Miguel Soler                                              Tomás Polo

Baltasar García                                          Francesc Llorens

Andreu Javaloyes                                      Francesc Beneyto

Jaume Cabot de Guillem                           Vicent Cabot

Joan Climent lo Castellà                            Damià Picó


Pedro Méndez                                            Melchor Mira

Llorens Picó                                               Joseph Climent

Joseph Bernabeu                                        Adrián Pérez

Jeroni Bernabeu                                         Joan Escoda

Joseph Cantó                                              Miquel Llorens

Viuda de Guillem Cabot                            Francesc Fouco

Andreu Bernabeu                                       Joseph Santonja

Serafí Bernabeu                                         Felip Martínez

Blay Javaloyes                                           Joan Boira

Batiste Cortés menor                                  Pere Feua

Ginés Miralles                                            Vicent Buades

Jaume Llorens                                             Pere García

Pere Morant                                                Blay Llorens

Antoni Cabot                                              Bertomeu Baldó

Andreu Llorens                                           Leandro Pérez

Lluís Soler                                                   Vicent González

Andreu Soler                                               Antoni Pérez

Joan García                                                  Francesc Pérez

Aleix Blasco                                                Jaume Brotons

Tomás Cortés                                              Joan Pastor

Baltasar Garrigós                                        Creus Dorabasa

Pere Bernabeu                                             Vicent Gosálbez

Batiste Brotons                                            Joan Colomina

Melchor Pérez                                              Francesc Sellés

Jeroni Aracil                                                Diego García


Francesc Climent                                         Miguel Giner

Miquel Esquerdo                                         Salvador Gosálbez

Diego Pérez                                                 Baltasar Boix

Antoni García                                              Joan Pastor mayor

Domingo Pastor                                           Miquel Seva

Llorens Soler                                                Miguel Llorens

Miquel Soler                                                Viuda señora Ginera

Vicent Sanz                                                  Viuda señora Rosa

Xípol Vadillo                                                Viuda señora Sellera

Joseph Ibáñez                                               Joseph Escoda

Agostí Javaloyes                                          Joan Serra

Miguel Llorens                                             Joseph Miralles

Pere Llorens                                                 Joan García menor

Viuda de Jaume Cantó                                 Vicent Soler

Certifico, yo Joan Miquel, notario público y escribano del justicia y jurados de la villa de Relleu, cumpliendo una orden de los señores y los tres estamentos del presente reino de Valencia, publicado el 13 del mes de octubre del presente año, como, los justicia y jurados de dicha villa, conmigo, el infrascrito notario, acudimos personalmente a todas las casas de dicha villa para poner estas en memoria (por escrito) y enviar el número exacto, como a todo efecto lo mandamos. Y hechas las diligencias convenientes, se encuentra haber (se hallan) en dicha villa las ciento diez casas que en la presente van mencionadas y distintas (separadas), y solo esas. Lo cual certifico de mi propia escritura (letra), en fe de lo cual, yo, dicho Joan Miquel, notario, pongo aquí mi signo.

                                       Relleu, entregado el 2 de diciembre de 1646







miércoles, 7 de septiembre de 2022

Los vecinos de Finestrat cabezas de familia en el año 1667

La Diputación de la Generalitat, llamada los tres estamentos del reino, en el año 1646, ordenó a los justicias y jurados de todos los pueblos del Reino, hacer reconocimiento y relación de todas las casas habitadas. Dos décadas después, en el año 1667, se confeccionaron certificaciones con la relación nominal de los vecinos o “cap de cases”, que se entregaron al notario comisario Nicolau Castell, nombrado para dicha comisión por el tesorero general de los reinos de la Corona de Aragón.

El documento original está escrito en valenciano.

He procurado respetar el nombre propio de los vecinos adecuándolos a la actualidad. Referente a los apellidos, he acentuado los que así deben ser, ya que en ese tiempo no se acentuaban las palabras escritas.

Algunos nombres están escritos en castellano, tales como Miguel, Melchor, Francisco, Feliciano, Tiburcio y Alonso, los he dejado tal cual. Si el escribano así los anotó, sería porque así se hacían llamar.

Se puede apreciar en el documento, el cual adjunto copia, que el artículo LO se utilizaba habitual y normalmente (lo dit, lo notari, lo verdader, lo comisari, los quals, lo contingut). También utiliza la CH (Melchor, Machor (para decir mayor) y siempre la Y como conjunción).

Para saber la relación entre fuegos, casas, vecinos o cabezas de familia y habitantes, se han propuesto coeficientes que van entre 3 y 6, el resultado serían las personas que comprende cada hogar, siendo el coeficiente más aceptable el de 4,5. Por lo tanto, si Finestrat tenía en el año 1667, 83 casas o cabezas de familia, los habitantes serían aproximadamente unos 375.

Finestrat

(Nombres de los cabezas de familia que habitaban las casas de Finestrat)

Transcripción

Certifico yo, Francisco Martorell, notario y escribano de la justicia y jurados del lugar y baronía de Finestrat, cómo la infrascrita nómina es el verdadero manifiesto de todos los vecinos y residentes que al presente viven y habitan en dicho y presente lugar y baronía, la cual fue hecha por Cosme Agulló, justicia, Gaspar Llinares, jurado, uno de los tres jurados de dicha baronía Pere Riera, por estar ausente por enfermedad, y Melchor Bruno Lloret, ausente, según consta en la relación hecha por Miguel Vallés, ministro, a mí el notario infrascrito y mediante santo juramento por dicho justicia y dicho Gaspar Llinares, jurado, a Nuestro Señor Dios por aquellos, tomado en manos y poder de Nicolau Castell, notario real comisario, teniendo poder para las cosas infrascritas, según consta en reales cartas despachadas por el comisario subdelegado del tesorero de Su Majestad de los reinos de la Corona de Aragón en siete de enero de mil seiscientos sesenta y siete, los cuales vecinos y residentes son los siguientes:

Relación nominal de los vecinos de Finestrat en el año 1667. Página 1

Eclesiásticos

Mosén Christòfol Borrás, cura

Pobres

Lluís Bernabeu                                                 Viuda de Joan Escoda

Viuda Perpiñana                                              Miguel Llorca mayor

Tomás Sebastià                                             Melchor Llinares mayor

Viuda de Damià Llinares                           Gaspar Llinares “Basurto”

Damià Venrell                                                Antoni Capdevila

Pagadores

Cosme Agulló, justicia                                  Pere Joan Lloret, batle

Gaspar Llinares mayor, jurado                 Andreu Llinares, arrendador

Pere Riera, jurado                                         Joan Aragonés

Melchor Bruno Lloret, jurado                      Viuda de Laurina

Vicent Llinares de Vicent, mustasaf             Pere Riera menor

Jaume Lloret, síndico                                    Miquel Buforn

Jaume Llinares de “Basurto”, clavario          Pere Aragonés

Gaspar Avellà                                                 Jaume Blasco

Viuda de Julià Gambori                                 Antoni Llorca de Joan

Francesc Capdevila                                        Jaume Barber

Miguel Riera                                                   Viuda de Gregori Llorca

Pere Ortuño                                                     Pere Llorca de Joan

Joseph Riera                                                    Pere Sebastià

Melchor Avellà                                                Antoni Picó “francés”

Joan Sellés de Miguel                                     Vicent Climent

Viuda de Vicent Llinares                    Miquel Llorca de Miquel “Plata”

Francisco Martorell mayor                        Jaume Llinares de Melchor

Pere Venrell                                                     Pere Navarro

Joan Blasco                                                      Alonso Vidal

Gaspar Blasco                                          Pere Llorca de Pere menor

Miquel Martínez                                             Salvador Sellés mayor

Felip Martínez                                                 Francesc Climent

Llorens Soler                                                   Gaspar Barber

Vicent Llorca “de Benidorm”     Miquel Llorca de Miquel menor “Rata”

Pere Climent                                                   Viuda de Joan Climent

Gaspar Sellés mayor                                        Batiste Lloret

Gaspar Sellés menor                                        Miguel Vallés

Joseph Sellés                                              Vicent Llinares de Jaume

Gaspar Llinares de Damià                          Melchor Llinares menor

Vicent Llorca de Vicent                              Antoni Llorca “del Tosal”

Francesc Sellés                                          Jaume Llinares de Gaspar

Francesc Martorell menor                              Joan Sellés de Gaspar

Joan López                                                         Pere Joan Llinares

Pere Llorca mayor                                             Tiburcio Buforn

Feliciano Llorca                                                 Francesc Lloret

Vicent Martínez                                                 Joseph Martínez

Antoni Llorca de Vicent, dicho “de Benidorm”  

Para que plena fe le sea dada y atribuida a la presente nómina y lo convenido en aquella, yo, el dicho infrascrito notario escribano de dicha justicia y jurados, pongo aquí mi signo.

Relación nominal de los vecinos de Finestrat en el año 1667. Página 2

Fuente: Asociación Raíces Reino de Valencia.