miércoles, 10 de noviembre de 2021

Villajoyosa y La Vila Joiosa, dos topónimos para una ciudad.

Mucho se ha escrito y hablado sobre los dos topónimos de nuestra ciudad y aún hoy se sigue con la controversia y discrepancia sobre si es o debe ser una u otra la forma de llamar a La Vila.

En una entrada en mi página web del 19 de octubre de 2020 sobre el nombre de Villajoyosa, expongo mi opinión al respecto http://www.lavilaycomarca.com/2020/10/villajoyosa-durante-siglos.html, y quiero hacer constar que, aunque presento documentos avalando el nombre de Villajoyosa, solo es mi opinión argumentada y cada cual puede pensar lo que considere. Aunque también tengo que decir que me repele y desagrada cualquier imposición que algunas personas, instituciones, grupos y partidos políticos hacen con el adoctrinamiento de éste y otros temas. Ese y otros motivos son los que me obligan e incitan a seguir dando mi opinión sobre la cuestión, pero basándome en escritos, hechos y evidencias.

Las casas colgantes al rio

En el pleno del ayuntamiento de Villajoyosa del mes de noviembre del año 2020, la mayoría de concejales que formaban el gobierno, acordaron iniciar gestiones para la eliminación del topónimo “Villajoyosa”, según ellos “por ser un nombre castellano impuesto y absurdo”. Bochornosa y ridícula esta afirmación que solo demuestra la incultura, la ignorancia y la falta de rigor histórico de esos concejales. Y entre lo absurdo se encontraba el informe del técnico de normalización lingüística del ayuntamiento.

Este informe demuestra, sin género de dudas, la conducta partidista y fullera de las personas implicadas, ya que unos representantes públicos con una vocación seria, leal y transparente para con los ciudadanos, presentaría informes sobre los dos topónimos y no solamente el del que intentan colar por razones partidistas. Por lo tanto, el razonamiento o argumentación editado por el técnico, no es ni ecuánime ni justo, sino totalmente parcial, ya que se ignora absolutamente el topónimo histórico de Villajoyosa.

La exposición de los antecedentes lingüísticos de la Vila Joiosa, señalados en el informe, ni transmiten ni dicen nada por el que tenga que ser suprimido el nombre de Villajoyosa, diciéndonos solamente que la forma la Vila Joiosa está avalada por l’Institut Interuniversitari de Filologia Valenciana (IIFV).

El IIFV, en su página de presentación, dice que el objetivo específico del IIFV es el estudio lingüístico y literario del valenciano, dentro del marco general de la lengua y la literatura catalanas.

El casco antiguo de Villajoyosa

Con esto ya bastaría para no dar validez al informe del técnico municipal. Los vileros y Villajoyosa somos bilingües y hablamos el castellano y el valenciano, idioma con un siglo de oro que ya se hablaba algunos siglos antes de que apareciera el catalán. Los valencianos nos regimos por las normas y leyes que emanan de nuestras instituciones valencianas y estatales, no de instituciones sumisas y subordinadas a intereses que proceden de otras autonomías.

Nos sigue pasmando el técnico diciéndonos que es un hecho demostrable que la forma “la Vila Joiosa” parte de la aceptación de todo el sector filológico y aparece en multitud de estudios lingüísticos de todo tipo.

No sé de dónde se ha sacado eso, ya que no nos da ningún ejemplo válido, solo nos remite a un trabajo editado por l’Institut d’Estudis Catalans y a otro editado en 1982 por un mallorquín que dice que el valenciano es un dialecto del catalán, titulado “Els parlars catalans”. Me encantaría que nos hablara y nos mostrara solo un texto anterior al 5 de julio del año 1979 en el que el topónimo Vilajoiosa lleve delante el artículo LA. (En esa fecha se aprobó por mayoría del pleno del ayuntamiento de Villajoyosa, el nombre de La Vila Joiosa como cooficial), a partir de esa fecha, todos los que usted quiera, señor técnico. Pero no son históricos.

También nos asegura el técnico, en el punto (4) de los antecedentes lingüísticos, que en la carta puebla consta el nombre de la Vila Joiosa. Estamos ansiosos por que nos lo enseñe.

Compra de tierra en partida San Antonio. Escrito en valenciano en el año 1566

La mayoría de sus fuentes son catalanas o pancatalanistas y entre ellas está la Acadèmia Valenciana de la Llengua, que, como todos saben, nació por los chantajes al entonces gobierno valenciano por parte del nacionalismo catalán y cuyo objetivo es la imposición del idioma catalán a los valencianos.

La denominación más corriente en el lenguaje popular es “La Vila”, cierto, pero no explica la grafía con los elementos del topónimo La Vila Joiosa. Me explico. La provincia de Alicante tiene ciento cuarenta y un municipios (141) y ninguno, salvo el nuestro, tiene la palabra Vila o Villa (dependiendo si se escribe, o se lee, en valenciano o castellano) en sus topónimos. Por lo tanto, cuando un a vilero se le pregunta, en cualquier lugar de nuestra provincia y también en algunas localidades de otras limítrofes, que de dónde es, siempre contestamos: “de La Vila”. Inmediatamente saben que somos de Villajoyosa o de Vilajoiosa, porque no hay otro municipio que se llame Vila… o Villa… Es decir, coloquialmente, y sobre todo en las comarcas colindantes y la nuestra, Villajoyosa ha sido y es conocida como La Vila.

Nos dicen (el IIFV), que la variante completa e histórica es La Vila Joiosa. Enseñen un solo documento histórico donde se escriba Vila Joiosa con el artículo LA delante. No lo van a hacer, no hay ninguno. Dicen que les consta, pero no lo enseñan.

Documento escrito en valenciano sobre el establecimiento de una sepultura. Año 1604

En su punto (6) (de la web), nos dicen que los topónimos pertenecen a la herencia histórica que hemos recibido y que legaremos a las generaciones futuras.

En eso coincidimos y estamos de acuerdo, por eso les digo (a todos los que intentan eliminar el topónimo “Villajoyosa”): “Dejen el nombre de Villajoyosa como hasta ahora. Formando un dúo oficial con La Vila Joiosa. Porque de los dos, el único histórico es el que dicen que es castellano, y lo único castellano que tiene es una de las dos L que lleva. Son más de 700 años los que tiene de existencia. Ni los árabes de los alrededores en la época de su fundación, ni los piratas saqueadores que la asaltaron en muchas ocasiones, ni los partidarios de los Borbones que la bombardearon en la guerra de Sucesión, ni los franceses que la invadieron durante seis meses en la guerra de La Independencia, le arrebataron ese nombre, y ahora, por la supina ignorancia o por el capricho político de algún indocumentado, se le quiere poner fin”.

Así mismo, nos dice el IIFV, y por insinuación, el autor del informe, que reconocen que la Vilajoiosa se asemeja a Villajoyosa ¡pues claro! Desde que Villajoyosa se fundó, salvo en muy contadas ocasiones y siempre por la mala pronunciación o porque el amanuense no sabía más, el nombre de la villa ya se escribía de una u otra forma (menos con el artículo LA). Si un valenciano lo lee en las dos formas, lo pronunciará igual, así mismo lo hará un castellano. La ínfima diferencia es que villa es castellano y vila valenciano. Aunque creo que el asunto del “capricho político” es por la i o la y, es decir, en catalán se usa la Y en muy pocas contadas ocasiones, pero en valenciano sí se usa, por lo que Vilajoyosa es nombre valenciano y así lo atestiguan numerosos documentos históricos escritos en nuestra lengua vernácula.

Antiguo paseo de la playa de Villajoyosa

El artículo 7.1.a del Decreto 69/2017, de 2 de junio, del Consell, sobre los criterios y procedimiento para el cambio de denominación de los municipios y otras entidades locales de la Comunidad Valenciana, entre otras cosas, dice, que se expongan detalladamente los fundamentos históricos y lingüísticos.

Fundamentos históricos se pueden presentar muchísimos sobre el topónimo Villajoyosa o Vilajoiosa, pero ninguno para la Vila Joiosa. De hecho, el autor del aludido informe municipal no presenta ninguno. En cuanto a los lingüísticos, el técnico de normalización lingüística del ayuntamiento presenta como aval a los más que sospechosos IIFV y la Academia Valenciana de la Lengua cuyo objetivo es la imposición del catalán a los valencianos.

Podría estar horas y horas exponiendo razones por las cuales los dos topónimos vileros deben coexistir, pero finalizaré diciendo que los vileros apoyamos y defendemos el valenciano y al mismo tiempo el castellano, los dos idiomas oficiales de la Comunidad Valenciana. Queremos al valenciano al igual que al castellano. Lo que no queremos, es que nos impongan un idioma diferente al nuestro, los vileros somos VALENCIANOS y ESPAÑOLES.

 Villajoyosa o Vilajoiosa, los dos son topónimos valencianos.


1 comentario: