jueves, 21 de diciembre de 2017

Los entes de la burbuja

XIV relato de “La Barbera. Una burbuja en el tiempo” o “Cuando los límites se entrecruzan”.

En el año 2001 comenzó un proyecto que finalizó en mayo del 2005 con la inauguración del nuevo edificio de La Barbera y el 3 de septiembre de 2009, La Barbera dels Aragonés fue declarada oficialmente, Museo de la Comunidad Valenciana.
            Todo ha quedado precioso, el lugar es encantador y hermoso, lo que se hizo con la casona fue un trabajo brillante, pero…
            Si rehabilitar algo es habilitarlo de nuevo o restituirlo a su antiguo estado y restaurar quiere decir reparar, renovar o poner algo en el estado que antes tenía, está claro que la casa de La Barbera no se ha rehabilitado ni restaurado. Considero que de haberlo hecho así, sus estancias deberían de seguir siendo lo que anteriormente eran: lugares tenebrosos con zonas enigmáticas, una casa de ambiente misterioso donde uno se sentía observado, con entornos oscuros. Una casa impregnada de un carácter dominante y lóbrego.

                                    Despacho de Don Pedro en la habitación de la bola espejo

Evidentemente, la mansión de La Barbera ha sido reformada, modificada, sin duda con la intención de mejorarla y a la vista está que lo consiguieron.
Después de la reforma, pensé, que los “seres” o “entidades” que de alguna u otra forma se manifestaban, ya no lo volverían a hacer. El ambiente ya no era el mismo y, por lo tanto, la membrana de la burbuja del mundo paralelo, no se iba a romper más en ese lugar.

                                Postal de La Barbera de principios del siglo XX

¡Me equivoqué! He tardado 17 años en saberlo.
Un día del mes de marzo de este año dos mil diecisiete, el becario de Vilamuseu, Ferrán Díaz, acompañó a un grupo de visitantes valencianos a La Barbera, enseñándoles las estancias de la finca y proporcionando todas las explicaciones que requerían en cada momento y lugar.
Una parada obligada en la casa es la estancia de las fotografías, donde se explica y se da a conocer a los visitantes, quiénes fueron las personas de cada una de las fotos.

                                 Una de las habitaciones nobles de La Barbera

Cuando hubo terminado la visita, antes de despedirse, un joven del grupo se acercó y preguntó a Ferrán:
─En esta casa han pasado cosas raras, verdad.
El becario se sorprendió al oír la pregunta, ya que conoce algunos de los casos antes expuestos, y respondió con otra:
─Porqué lo dice.
─Cuando el grupo estaba en la sala de la bola espejo, ─continuó el visitante─ Don Pedro, con vestido oscuro, en todo momento estuvo junto a ti, sentado en la silla de la mesa despacho que allí hay, tenía la mirada perdida, y cuando nos retirábamos del lugar, desapareció.

                            Doña Cayetana falleció en 1895 a los 41 años de edad

En ese momento, Ferrán, se acordó de esas “raras historias” que, sobre La Barbera, en algún momento le contó Paco “el voluntario cultural”. Y con una sonrisa, respondió al visitante:
─Sí, algunas cosas han pasado en esta mansión. Y le agradezco que lo haya compartido conmigo.
─Para estos casos tengo una sensibilidad especial. ─dijo el joven─ He tenido ese tipo de experiencias en varias ocasiones, sobre todo en el cementerio de Picanya.
Desde que se hizo la reforma, he creído que ésta había influido en el escenario y desde entonces no era propicio a la manifestación de casos paranormales. Pero desde que Ferrán me contó el suceso del salón de la bola espejo, pienso que he estado equivocado.

                                                       La bola espejo

Si en alguna ocasión vais de visita a La Barbera, tened la certeza de que os están observando. Aunque miréis en cualquier dirección o rincón de las estancias, es muy posible que no veáis a nadie, o tal vez sí. Pero seguro que en algún momento sentiréis algo raro en vuestro cuerpo o vuestra mente. No preocuparos, porque, aunque “ellos” están ahí, están en su mundo, y salvo en muy contadas ocasiones, no les interesa el nuestro.

                                                    ghosts. pogoevents

Esa burbuja de fina película, en cuyo interior “viven” algunos entes que en cierto tiempo fueron miembros de la saga Aragonés, permanece en La Barbera y así seguirá mientras ésta exista. Y, sin saberlo o no, desde su posición en el espacio, continuarán traspasando la delicada membrana que les separa de nuestro mundo.

Se autoriza la reproducción del contenido en esta publicación, siempre que la fuente sea citada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario