miércoles, 26 de junio de 2019

Estado de la villa y encomienda de Orcheta en el año 1631

Debido al ruinoso aspecto que presentaba la casi totalidad de la villa de Orcheta, se personó en la localidad, Miguel Datos del Castillo, notario y procurador absoluto del administrador general por Su Majestad de dicho lugar y Encomienda de la orden de Santiago, Don Luís Ferrer y Cardona.
                                    Municipio de Arués. Fotografía de El Español

El día 27 de enero de 1631, con las justicias y jurados, y asistidos por el notario y escribano público, Gaspar Juan Avellán, recorrieron la villa. Lo que vio el procurador o representante del administrador del pueblo fue desolador.
Orcheta estaba destrozada, deshecha. Casi todo se encontraba más que deteriorado, arrasado. Incluso gran parte de sus tierras, sobre todo las de secano, eran un erial. Todo yermo y abandonado. Solo se salvaba una parte de la huerta.
El escribano fue tomando nota de las condiciones y aspectos de todas y cada una de las casas o viviendas de la población.
                                                  Orxeta y su huerta

Empezaron por la casa de la señoría o del comendador. Las puertas de la calle estaban rotas y agujereadas. Las puertas de la casa, la principal y seis ventanas, rotas y derruidas. La escalera principal se caía de su cubierta y muy demolida. En la sala, una viga de la cubierta del techo, quebrada. Las paredes con muchos carcomidos y agujeros entre los que se podía ver la calle. Todas las caballerizas sin puertas, el granero había desaparecido. En el suelo de la sala se encontraban cuatro vigas rotas y casi todas podridas y carcomidas.
  Casa del comendador de Orcheta a principios del siglo XX. Panel informativo del ayuntamiento

Continuaron por el molino de abajo que era de la señoría, no había muelas para moler. Las paredes medio derruidas. La caballeriza con el techo derrumbado. Faltaban las herramientas necesarias para que el molino funcionara y además no tenía puerta.
                                   Restos del molino harinero de abajo en Orxeta

Siguieron por la iglesia, que estaba labrada de tapial (pared que se hace con tierra amasada). La sacristía sin puerta y sin tejas. En la terraza, dos ventanas bajas a las que les faltaban las rejas. No había cáliz para celebrar la misa y cuando lo necesitaban lo pedían prestado de Villajoyosa.
La casa abadía para el cura, muy destruida. El arco del patio con grietas y aberturas. Y la salita, apuntalada para que no cayeran las vigas del techo. Las paredes derruidas. Allí vivía el párroco y Andrés Buforn, su padre, que tuvo que trasladarse allí porque su propia casa estaba destrozada e inhabitable.
                             Junto a la iglesia de Orxeta hubo casas pegadas a ella.

El horno estaba muy viejo, las paredes con numerosas aberturas, se caían. El techo con agujeros. El lugar donde se cocía el pan, sin enlosar.
La carnicería estaba asolada y no servía para nada.
A continuación, pasaron a visitar las 42 casas que, juntamente con las ya mencionadas, formaban el núcleo poblacional, tomando nota del nombre del propietario y el estado en la que se encontraban.
Solo contabilizaron 11 viviendas habitables, aunque alguna necesitaba de reparaciones.
Las restantes presentaban paredes derruidas, vigas rotas, techos caídos o apuntalados, agujeros en los tabiques e incluso algunas de ellas eran ya solares. Sus dueños o habitantes, a pesar de que los edificios se encontraban en perfecta ruina y destruidos, seguían sin abandonarlos, refugiándose en alguna zona de los mismos que les permitiera cobijarse y medio resguardarse de las inclemencias meteorológicas.
                                      Obras en la calle Mayor de Orcheta. 1905

Los 11 vecinos de Orcheta que disponían y vivían en casa apta para habitar, eran:

Francisco Zaragoza de Jayme                                      Diego Valverde
Hijos de Francisco Soriano                                           Antonio Soriano
Jayme Ferrandes (Ferrándiz), mayor                           Jayme Aragonés
Antonio Galiana                                                             Rafael Bas
Miguel Ortuño                                                                Joan Llorca de Pedro
Pedro Monllor (Era propietario de otra casa medio derruida, alquilada a Luís Iváñez)

Esta es la relación de los propietarios de las restantes 31:

José Morales                                                                 Gerónimo Avellán
Antonio Baldó, mayor                                                    Jayme Sellés
Melchor Avellán                                                             Francisco Sellés (de la huerta), 2 casas
Antonio Ferrandes (Ferrándiz)                                      Vicente Llorens
Antonio Baldó, menor                                                    Tomás Pérez
Bartolomé Pla                                                                Vicenta Mila (viuda de Gerónimo Ferrer)
Hipólito Lloret                                                                Jayme Orts
Pedro Lloret                                                                   Francisco Zaragoza
Joan Iranz                                                                      Pedro Soriano
Francisco Soler                                                              Miguel Zaragoza
Jayme Ferrandes, menor                                               Benet Buforn       
Pedro Llorca (la casa perteneció a Pedro Forges)        Antonio Martínez
Luís Iváñez                                                                     Vicente Pastor
Cristóbal Ferrandes                                                        Andrés Buforn
Ausías Llinares                                                  Pedro Monllor (Casa alquilada a Luís Iváñez)

                                                   Caserío derruido en la huerta de Orxeta

De todo ello, dio fe en pública escritura, el requerido notario de Villajoyosa que, desplazándose hasta Orcheta con dos notables personas, a las cuales rogó fueran testigos, el también notario Pedro Juan Lloret y el sastre Jayme Esquerdo, redactó dicho documento que cuatro meses después fue revalidado por otros tres notarios.
Raro es que en esa relación de propietarios no aparezca ninguno con nombre morisco, ya que solamente habían pasado 22 años desde la expulsión decretada por Felipe III en el año 1609 y nos consta que en Orcheta alguno había.
                               Documento de la descripción de Orcheta en el año 1631 

Lo que no puedo afirmar es si esta descripción sobre la situación física de la encomienda sirvió para algo, aunque lo cierto es que la actual iglesia se construyó entre 1759 y 1761, es decir, 128 años después (según el panel informativo del ayuntamiento de Orxeta). Pero parecen muchos años los que transcurrieron entre ambos momentos para pensar que tuvo algo que ver entre ellos.
Evidentemente, todo lo demás que se indica en este documento del siglo XVI, durante el transcurso del tiempo se ha ido reformando o arreglando (la abadía, el horno, la carnicería, la casa del comendador, las viviendas). Bueno, quizás todo no. Dudo mucho que el molino de abajo haya sufrido alguna reparación desde entonces.
Pero afortunadamente, en la actualidad, es un placer pasear por las arregladas y lindas calles de Orxeta.

                 Primera página del documento de la descripción de Orcheta en el año 1631


Se autoriza la reproducción del contenido en esta publicación, siempre que las fuentes sean citadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario